Cómo conseguir la residencia temporal mexicana » Road2Help.org
Menu

Cómo conseguir la residencia temporal mexicana

7 abril, 2018

Tarjetas de residente temporal en México

No es ningún secreto que México nos ha enamorado como ningún otro país lo ha hecho hasta ahora.

No sabemos si será por su enorme diversidad, sus animales, su gente, su historia, su arte o su cultura. El caso es que nos sentimos como en casa y más que viajar por México, queremos vivirlo.

Por esto, y porque queremos desarrollar varios proyectos, hemos decidido pasar una larga temporada en Oaxaca: la capital del arte y la cultura del país.

El permiso de turista que nos dan a las personas europeas es de 180 días y este mismo plazo es el que te ponen en el permiso de importación del vehículo (al entrar con un vehículo extranjero a México).

La primera vez que agotamos el permiso, fuimos a la frontera de Tamaulipas con Texas y, sin necesidad de cruzar al lado estadounidense, nos arreglaron los papeles (puedes verlo en nuestro artículo Cómo renovar la visa mexicana sin salir de México).

La segunda vez, estábamos ya en Oaxaca y la frontera más cercana es la de Guatemala que está a más de 700 km y se tardan más de 10 horas en llegar. Como teníamos pensado estar en Oaxaca una larga temporada, decidimos informarnos para solicitar la visa de residencia temporal mexicana y no tener que estar de nuevo viajando a la frontera dentro de 6 meses.

REQUISITOS PARA SOLICITAR LA VISA DE RESIDENCIA TEMPORAL MEXICANA

Lo primero que hicimos fue ir a la Oficina de Inmigración en Oaxaca (INM: Instituto Nacional de Migración) y una chica nos explicó, muy amablemente, que la visa se solicita desde fuera de México.

Hay que ir a un consulado mexicano en otro país y allí aplicar para que estudien tu caso y analicen si cumples alguno de los requisitos.

Nosotras decidimos que iríamos a Guatemala y lo gestionaríamos allí.

Después de pasar un par de días conociendo brevemente el país vecino y viendo quetzales en el Refugio del Quetzal en San Marcos, fuimos al consulado mexicano en Quetzaltenango.

Nos dieron un documento con las diferentes opciones para solicitar la visa para que analizáramos si cumplíamos alguna de ellas y presentar la documentación correspondiente.

Os compartimos el enlace al documento para que podáis ver los requisitos, los diferentes supuestos para solicitar la residencia temporal y la documentación a presentar en cada uno de los supuestos. Trámite y requisitos visa de residencia temporal

Pero también os dejamos aquí un pequeño resumen.

RESUMEN DE REQUISITOS PARA SOLICITAR LA RESIDENCIA TEMPORAL EN MÉXICO

  1. Documentación a presentar:
    1. Pasaporte o documento de identidad y viaje vigente.
    2. Una fotografía.
  2. Ser nacional del país o acreditar legal estancia en el país en el que se presente la solicitud de visa.
  3. Pago de derechos por concepto de expedición de visas.
  4. Presentar los  documentos que acrediten alguno de los siguientes supuestos:
    1. Solvencia económica.
    2. Realización de investigación científica en aguas jurisdiccionales.
    3. Carta responsiva.
    4. Vínculo familiar (padres, hijos menores de edad, cónyuges, concubinos, hijastros menores de edad) con mexicano o persona extranjera que cuente con la condición de Residente Temporal o titular de visa de Residencia Temporal.
    5. Cuenta con bienes inmuebles en territorio nacional.
    6. Cuenta con inversiones en territorio nacional.
    7. Al amparo de un instrumento jurídico internacional de movilidad de personas.

DOCUMENTACIÓN

Es muy importante que repaséis bien toda la documentación a aportar.

Los consulados, al igual que las oficinas de inmigración, suelen ser lugares muy concurridos en los que un papel puede marcar la diferencia y hacer que tengas que volver otro día.

En nuestro caso, sólo nos faltó una fotocopia pero pudimos hacerla justo al lado y continuar con el proceso.

Toda la documentación es cotejada con los originales, así que llevadlos también. Y recordad que hay que llevar tantas copias como personas estén solicitando la visa porque son expedientes separados.

En ese mismo momento, el cónsul comprobó que cumplíamos uno de los supuestos y que éramos aptas para solicitar la visa.

Nos preguntó que para qué queríamos la visa y le dijimos la verdad, para conocer mejor el país, sin prisas y para estudiar arte en Oaxaca.

Nos hicieron varias fotos, tomaron nuestras huellas y llamaron a inmigración para comprobar nuestros datos y antecedentes. Con el OK por parte de inmigración, nos mandaron al banco para realizar el pago de la visa. (Al final del artículo tenéis un cuadro con todos los pagos)

Nos dijeron que en cuanto tuviéramos el justificante de pago sellado se lo llevásemos y esa misma tarde podíamos ir a recoger nuestros pasaportes con la visa.

Y así fue.

ENTRADA EN MÉXICO

Al volver a México, volvimos a pasar por inmigración pero esta vez con nuestra visa concedida fue todo muy rápido.

Oficinas de la frontera México-Guatemala en Ciudad Hidalgo

Oficinas de la frontera México-Guatemala en Ciudad Hidalgo

La visa que te dan en el consulado es por 180 días pero la Forma Múltiple Migratoria que te realizan al entrar al país es sólo por 30 días, ya que, en este caso, la entrada al país es para “canje por expedición de documento migratorio”. Estos 30 días es el plazo que tienes para ir a la oficina de inmigración (INM) más cercana a tu domicilio en México e iniciar los trámites para solicitar el canje.

Sí, has leído bien. Para solicitar la residencia temporal tienes que tener un domicilio en México, pero de eso te hablamos más adelante.

Si quieres leer más sobre la FMM y el resto de documentación necesaria para ingresar en México puedes leerlo en el artículo San Diego-Tijuana. Nuestro primer cruce de frontera en furgo.

Bueno, lo habíamos dejado en que te dan una FMM de 30 días al entrar. Pues bien, esto es un problema para los que vamos con vehículo extranjero porque al realizar la importación del vehículo al entrar a México, el plazo de estancia del vehículo es el que aparezca en la FMM personal, en este caso 30 días.  Entonces, se supone que una vez finalizado ese plazo tienes que haber salido del país o haber presentado documentación como que tu estancia se ha ampliado. Si no es así, perderás la fianza que dejas en depósito al entrar al país con el vehículo (200 dólares en nuestro caso).

Obviamente en ningún caso nos interesaba ir a Oaxaca para tener que volver en 30 días. Pero es que además el trámite para tener la tarjeta de residente suele tardar entre un mes y un mes y medio desde que lo solicitas, así que los plazos no cuadraban de ninguna manera. El permiso de la furgo nos caducaría antes de haber obtenido el permiso de residencia por lo que sería un lío tremendo, además de la pérdida absurda de dinero.

Todo este problema viene porque los documentos personales los gestiona Inmigración, pero los del vehículo los gestiona Aduanas y al ser dos entidades diferentes e independientes, los plazos y procedimientos de cada una no coinciden.

Así que empezamos a darle vueltas a la cabeza para ver cómo podíamos salir de este laberinto burocrático que no tenía ningún sentido.

SIEMPRE HAY UNA SOLUCIÓN

Pasamos un buen rato hablando con la empleada de Banjercito (donde se realiza la importación), compartiendo lo injusto y absurdo que es que dos situaciones relacionadas sean incompatibles a la hora de gestionarlas por el hecho de que dependen de dos organismos diferentes.

Después de un rato, ella dio con una solución. No era perfecta, no era la que buscábamos, pero era la única que nos garantizaba poder seguir con los trámites sin perder los 200$ de la garantía de importación.

La solución: No sacar el permiso de importación a La Florinda.

En toda las frontera mexicana hay una zona franca de 25 km hacia el interior. Dentro de ella te puedes mover con tu vehículo extranjero sin problemas sin necesidad de tener el permiso de importación.

Así que, el mejor plan era establecernos en algún lugar dentro de ese perímetro, sin sacar el permiso a la furgo y solicitar nuestra tarjeta de residencia en la oficina de inmigración correspondiente. Cuando ya tuviéramos la tarjeta de residencia podríamos realizar la importación del vehículo con el plazo que nos den en la tarjeta (1 año) y así poder adentrarnos con la furgo en el país sin problemas.

SOLICITAR LA TARJETA DE RESIDENCIA

Para solicitar el documento final que nos haría ser residentes temporales mexicanas, hay que ir a la oficina del Instituto Nacional de Migración (INM) más cercana a tu domicilio. No puede ser en otra. Y sí, necesitas un domicilio obligatoriamente.

Nosotras elegimos Tapachula en Chiapas para establecernos mientras realizábamos los trámites porque es una ciudad grande con todo tipo de comodidades y cerca de la playa.

Sabíamos que era requisito indispensable demostrar que vivías allí. Así que lo primero que hicimos fue buscar un apartamento. Conseguimos alquilar uno por 2 meses, que es el tiempo máximo que íbamos a tardar en gestionar la residencia.

Lo siguiente, ir a la oficina de inmigración más cercana. El primer día que llegamos, la gente de los puestos de comida de los alrededores nos dijeron que estaba cerrado. Y que si queríamos asegurarnos que nos atendieran, fuéramos a las 5 de la mañana como hace la mayoría.  😯

Podéis imaginar nuestras caras de alucine mientras negábamos con la cabeza.

Así que al día siguiente pasamos por allí a media mañana (lo de las 5 de la mañana mejor que nos lo confirmen…) y hablamos con el oficial de la puerta que es quien distribuye y organiza a la gente. Nos preguntó cuál era nuestro trámite y nos dio una hoja con todos los documentos que teníamos que presentar. Y nos dijo que no hacía falta ir tan temprano. Con estar allí a las 9 de la mañana nos iban a atender. Pero que fuéramos preparadas a perder toda la mañana porque esa era la oficina de inmigración más concurrida de toda la república.  🙁

DOCUMENTACIÓN A PRESENTAR EN LA OFICINA DE INMIGRACIÓN (INM)

  • Pasaporte
  • Forma Migratoria Múltiple (FMM) válida y vigente
  • Documentación entregada al consulado para la solicitud
  • Solicitud de trámite migratorio de estancia. (Se realiza telemáticamente desde la web gob.mx en el link anterior)
  • Carta de motivos.
  • Fotocopias de todo lo anterior

Al día siguiente llegamos pasadas las 9:30 porque madrugar no va con nosotras y el señor de la puerta nos dio los números 102 y 103.

Con esos números había que hacer una fila e ir apuntándose en una lista para que posteriormente nos llamaran, pasáramos a otro lugar y nos atendiesen finalmente. Una historia.

Íbamos nerviosas porque nunca sabes qué te vas a encontrar, qué te va a faltar o cómo te van a tratar.

Después de unas cuantas horas (como ya nos habían advertido), nos tocó una chica muy amable. Le entregamos toda la documentación, pero cuando vio la carta de motivos le entró una mezcla de risa y desconcierto y se la enseñó a su compañera que empezó a mosquearse, y nosotras, a preocuparnos.

SIEMPRE FALTA ALGÚN PAPEL

El oficial de la puerta nos había dicho el día anterior que teníamos que escribir una carta sencilla expresando los motivos por los que solicitábamos la residencia temporal.

Nos dijo que en el ciber de al lado de la oficina de inmigración tenían una plantilla pero que si queríamos la podíamos hacer nosotras sin problema.

Y eso hicimos, expusimos que solicitábamos la visa de residencia temporal para viajar por el país y aprender dibujo, pintura y otras artes.

La compañera de la ventanilla de al lado empezó a enfadarse. Comenzó a decir que cómo era posible que el cónsul nos hubiera concedido la visa de residencia temporal si nosotras lo que éramos era turistas, y que el permiso de turista de 180 días es el que nos tenían que haber dado.

No sé muy bien por qué, pero en ese momento se me pasó por la cabeza que cuando nos dijeron motivos, no se estaban refiriendo a nuestros motivos, sino a cual era el motivo de la solicitud de entre los diferentes supuestos por los que se puede solicitar la residencia temporal.  😀

Una vez aclarado el asunto, fuimos al ciber a realizar el documento en cuestión, ya que no es una simple carta, como nos indicaron a la entrada, sino que es una carta oficial con su formato correspondiente y dirigida a una persona en concreto. En el ciber tenían la plantilla ya realizada por lo que poniendo nuestros datos estaba resuelto.

Finalmente, con una sonrisa en la cara, la chica cotejó toda la información. Se quedó con la documentación (incluida la FMM) y nos dio un justificante como que estábamos en trámites de canje de la tarjeta de residentes. Desde ese momento no puedes salir del término municipal donde te están gestionando la residencia hasta que no esté el trámite realizado, ya que no tienes ningún documento oficial en regla.

PENÚLTIMO PASO

Documentos varios y sobresNos comunicaron que en unos 10/15 días se pondrían en contacto con nosotras para que fuésemos allí nuevamente. Habría que llevar 3 fotografías (2 de frente y una de perfil sin piercings ni pendientes), nos tenían que tomar las huellas y por supuesto pagar (una pasta, por cierto).

A los 15 días llamamos por teléfono y nos confirmaron que al día siguiente podíamos ir a llevarles las fotos y a tomarnos las huellas.

Después de 4 horas, para variar, llegó nuestro turno.

Nos confirmaron que ya habían aceptado nuestra solicitud y estaba aprobada.

Todo muy rápido y sencillo. Un pequeño cuestionario en el que te preguntan de qué ciudad eres, lo que mides, si llevas tatuajes, a qué te dedicas….

Recogen las fotos, te toman las huellas de los 10 dedos de las manos, firmas y a esperar otros 15 días para recoger la tarjeta.

ÚLTIMO PASO

Hicimos el mismo procedimiento.

A los 15 días hábiles llamamos por teléfono y nos confirmaron que ya podíamos ir a por las tarjetas.

Milagrosamente ese día apenas había gente.

Como nos negábamos a pasar todo el día allí, directamente llegamos a las 12:30 y la verdad es que a esa hora hay mucha menos gente y tardan menos en atenderte.

Pasamos a ventanilla. Nos dieron las tarjetas y firmamos el recibí.

Y ya está. Aquí terminaban las gestiones y por fin teníamos nuestras tarjetas de residencia temporal mexicana. Ahora, a disfrutar de México tranquilamente.

El plazo de estancia es de un año renovable hasta 4, así que como poco, la idea es estar hasta enero de 2019 por tierras mexicanas. Os seguiremos contando nuestras peripecias por el país unos cuantos meses más. 😉


RESUMEN DE GASTOS

Pago de Visa en consulado mexicano: 35 $ USD / persona. En nuestro caso, al estar en Guatemala y pagar en quetzales fue 267,84 GTQ / persona

Pago de Residencia temporal 1 año en INM: 3961,02 MXN / persona

Fotografías: 35 MXN / persona

Fotocopias y documentos en el ciber: 35 MXN / persona


 

2 Comments

  • Vicente Martinez / 8 abril, 2018 at 21:57

    Inma, genial el Post, y muy util. Bienvenid@s al grupo de españoles enamorados de México y… anda que no os queda nada, prepararos para nuevas sorpresas cuando conozcais los pueblos mágicos, Yucatán, Puebla, Guadalajara, Querétaro, Guanajuato…, toda una vida hace falta. UN FUERTE ABRAZO DESDE ESPAÑA

    Responder
    • Inma / 12 abril, 2018 at 01:05

      Estamos encantadas con este país.
      Puebla, Guadalajara y Guanajuato ya los conocemos pero aún nos queda todo el sureste
      Por el momento paramos un tiempo en Oaxaca para empaparnos de arte ❤️

      Un abrazo enorme

      Responder

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: